viernes, 23 de abril de 2010

poesía que vela tus sueños




En este oficio de hostelera una suele estar barruntando como mejorar la atención a los huéspedes, perfeccionar las instalaciones dentro de nuestras posibilidades... en fin, de seguir intentando hacer de La Casa Grande aquel hotel que me gustaría encontrar estando de viaje con ganas de saborear un paraje tan especial como el de Arcos de la Frontera. Hace un tiempo pensé en ampliar horizontes interiores (los exteriores siguen siendo esplendorosos) con poesía y (más) arte. Porque en definitiva, se trata de seguir disfrutando de este trabajo y de que nuestros huéspedes puedan gozar también de muchas de las cosas que nos ayudan a ser más felices. Y hablo en plural porque me consta que todo el equipo de La Casa Grande, aprecia, disfruta y valora la pintura, la música y la poesía.

Juan Tafur, amigo y escritor de amplio registro, autor de novelas ( La pasión de María Magdalena, El viajero de los dos mundos ), traductor en cuyo haber hay mucha poesía -y que está preparando un volumen de poemas-, se puso manos a la obra para abrir esta nueva ventana interior. Y por ella aparecieron los haikus, esos poemas sucintos de raíz japonesa, cargados de simbolismo, en diálogo con la naturaleza y con el corazón. Juan, buen conocedor de La Casa Grande, escribió nueve haikus, uno para cada habitación y otro para la casa.

Para darle una dimensión más amplia a este hermoso trabajo el pintor Ramón Herreros, ilustró cada uno de los poemas. Ramón Herreros http://ramonherreros.blogspot.com/ aparte de un prestigioso pintor es otro buen amigo que está presente en la casa desde hace años. Sin ir más lejos el sello conmemorativo del décimo aniversario del hotel que luce en este blog es obra suya. El resultado son nueve espléndidas acuarelas, estilizadas y sintéticas, en las que parece que Ramón haya aplicado el estilo haiku a estas obras"...en diálogo con la naturaleza y con el corazón".

Un haiku, vela los sueños en cada habitación y el conjunto de estas obras se puede contemplar en la galería de la casa. Las láminas impresas, con la acuarela y el poema, se pueden aquirir en el hotel. Y para los que no conozcan todavía La Casa Grande pueden apreciar aquí las láminas y los puntos de libro que hemos hecho como recuerdo.

Herman Reinstra amigo y afilado diseñador gráfico - también hotelero de nuevo cuño, junto con nuestra querida Karla Botelho, con Baciyelmo en Trujillo- ensambló poemas y acuarelas y realizó el acertado recorte de los puntos de libros.






































































































































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada