jueves, 24 de noviembre de 2016

los pies en el cielo


Aunque las solerías de La Casa Grande son bonitas, antiguas y bien cuidadas, vestir los suelos es importante.
En algunos casos, como el de la suite, la que fue la primera habitación del hotel, las alfombras habían cumplido ya 17 años. Todavía aguantaban el tipo pero tocaba renovar. Una vez más nos pusimos en manos de Naqsh, la fábrica de alfombras de Arcos, para la renovación para que realizaran las alfombras de lana hechas a mano que han labrado el prestigio de la empresa. Con Keka Velázquez elegimos los colores apropiados para cada habitación a partir de los diseños de Naqsh. Estos son los resultados: un regalo para nuestros huéspedes del que nos sentimos felices.


la alfombra de la Suite con troquelado

pie de cama derecho
pie de cama izquierdo

la nueva alfombra del cuaro y mitad 

detalle
detalle
detalle
detalle
La alfombra de la habitación Bahía  sintoniza con los tejidos florales del cabecero
La  nueva alfombra del Palomar

pie de cama de la Penúltima

martes, 22 de noviembre de 2016

Otra mirada

Hay pintores que saben mirar y filtrar aquello que miran desde su propio mundo interior. Con sus obras nos transportan de nuevo a este paisaje, a este entorno con una visión distinta, desde una nueva ventana. Vemos lo cotidiano con ojos renacidos. Convierten la realidad en obra de arte. Eso nos enriquece y amplia nuestro horizonte, nuestra percepción de los pequeños detalles. Ramón Herreros es uno de estos artistas privilegiados.

Su obra es habitual en los muros de nuestro hotel y en las tarjetas con las que obsequiamos a nuestros huéspedes. Este año 2016 con Ramón Herreros ideamos una nueva aventura, la Suite La Casa Grande, una serie de 12 acuarelas de la casa y de Arcos que se imprimirían para ponerlas a disposición de nuestros clientes y del público interesado.

Tras permanecer una semana en Arcos y recorrer las calles y su entorno, el pintor fue fraguando esta espléndida colección donde se reflejan unas imágines de La Casa Grande y de Arcos, reconocibles pero insólitas, muy hermosas.

Al fin el proyecto ha visto la luz, se ha relizado una impresión de  200 ejemplares de la "Suite La Casa Grande" numerados y firmados por el autor. Las láminas, editadas en una cuidadísima reproducción, están a la venta en una carpeta que se puede adquirir en La Casa Grande.

Estas son algunas imágenes de la Suite La Casa Grande
Las cajas y el justificante numerado y firmado
Ramón Herreros firmando las acuarelas originales

lunes, 21 de diciembre de 2015

Otro cuento de invierno


Hoy, 21 de diciembre, se ha realizado el solsticio de invierno y ha culminado un hermosos proyecto que hemos llevado a cabo con el pintor Ramón Herreros. Le encargué una imagen que ilustrara cada estación del año: primavera, verano, otoño e invierno, y algo tan antiguo como glosar las estaciones ha dado lugar a una experiencia apasionante. 
Las acuarelas originales se convirtieron en tarjetas con las que obsequiamos a nuestros huéspedes del hotel La Casa Grande. 

Esta és la acuarela de invierno y el texto que redacté para ella. La traducción al inglés es de Jenny Rees.


Otro cuento de invierno

Erase una vez, en el reino de los dioses antiguos, cuando los hombres gestaban una explicación del mundo….

La vasija de Deméter, la madre, diosa de la tierra y de la fecundidad,
La granada de Perséfone, la hija, cuyos granos comió inocente.
Madres e hijas.

Y aconteció el drama: Hades salió de las profundidades y raptó a Perséfone.
Su madre la buscaba desconsolada.
Al saber que estaba secuestrada en el submundo, airada, dejó secar las cosechas.
Tierra desolada, pesar y oscuridad.

Zeus ordenó que la hija fuera devuelta a su madre para que regresara la fertilidad,
pero Hades le dio a comer unos granos de granada,
así Perséfone tendría que regresar al mundo de las sombras unos meses al año.
Había nacido la estación fría y baldía.

Un cuento de invierno,
un drama para explicar un misterio.
Ciclo infinito de muerte y resurrección,
girando de la oscuridad hacia la luz,
palpitar incesante de la vida.



Another Winter's Tale

Once upon a time, in the kingdom of ancient gods, when men were developing explanations about the world…

Demeter's vessel, the mother, goddess of earth and fertility,
Persephone, her daughter, innocently eating the pomegranate seeds.
Mothers and daughters.

Then there was drama: Hades left the depths and abducted Persephone.
Her mother searched for her inconsolable.
Distraught on learning that her daughter was kidnapped in the underworld, she let the harvest wither,
Devastating the land, causing regret and darkness.

Zeus ordered the return of the daughter to her mother to restore fertility
But Hades gave her the pomegranate seeds to eat,
so that Persephone would return to the world of shadows a few months every year.
The cold and fallow season was born.

A Winter's Tale,
A drama to explain a mystery.
Endless cycle of death and resurrection,
Swirling from darkness to light,
Incessant beating of life.

sábado, 24 de octubre de 2015

alborada con ojos italianos


Ya he reseñado en este blog lo hermosos que son los amaneceres desde La Casa Grande. A princios de octubre, estaba en la azotea contemplando uno, con mi móvil, y Lorenzo Penati, un  huesped italiano, acudió al mismo reclamo matutino de fuego naturales. Lorenzo estaba absorto,con una muy buena cámara,en el telón de fondo espectacular de san Pedro, al este, cuando le hice observar , si se daba la vuelta,  la corona magnífica con la que se engalanaba santa María al oeste ¡ eterna competencia entre ambas parroquias! Estas son las fotos que Lorenzo Penati tomó esta mañana y que ha tenido la gentileza de enviarnos. Muchas gracias.

domingo, 18 de octubre de 2015

cielos y aves de otoño. nuestro arco iris

"nuestro" arco iris se asoma al patio

Los cielos de otoño en Arcos suelen ser una pequeña maravilla: luces transparentes y cambiantes que se agitan en un lienzo que se enciende, se incendia y se ensombrece. Un revuelo que no cesa. Este año hemos tenido algunos momentos especiales. El arco iris se asomó a saludarnos. Otra visita ha sido la del aguilucho que se posó un rato en nuestra pérgola para darnos los buenos días. El espectáculo sigue.


a la izquierda  de los nubarrones se aprecia un pequeño destello de arco iris
San Pedro lucía esta alborada...
...y simultáneamente, si te dabas la vuelta, veías como santa María se engalanaba con un arco iris
el saludo del aguilucho
el ángel rosado de la mañana