sábado, 25 de abril de 2009

Esto no tiene fin (1)














Que la belleza que amamos sea lo que hacemos.
Hay cientos de maneras de arrodillarse y besar el suelo
Rumi

Salir a caminar en esta primavera gaditana es encontrarse con un tapiz florido y multicolor.
Flores humildes, flores de poco más de un día, flores raras de ver. 
Este es un primer ramillete de las que capté en varios paseos: al inicio de camino junto al río Guadalete en Arcos, en la ladera de Cabeza Hortales ( entre Prado del rey el El Bosque) y en las marismas de Punta el Boquerón ( a la vera del caño de Sancti-Petri). De algunas flores no sé el nombre y brindo a los conocedores que aporten más información si así lo desean.
Continuará.






























Vinca















aulaga















tamarisco



















gladiolo silvestre















flores raras















la marisma en Sancti Petri















 el bello jopo es un parásito de las raíces














































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada